ELTRAPECIO VOLANTE 

TALLERES DE ESCRITURA CREATIVA

 

Nuestros Talleres principales son:

  • - Curso regular: Taller de Poesía El Trapecio Volante
  • - Curso regular: "Cuerpo Creativo y Escritura Terapéutica"
  • - Monográficos e Intensivos: Escritura Creativa " A través del Espejo"

 

Se trata además de un proyecto de carácter personal, es decir apuesta por una enseñanza de estas materias basada en la experiencia, la creatividad y la investigación llevada a cabo a lo largo de muchos años por Francisco González  Castro y Nuria Fernández Rebollo.

 

En concreto, las raíces de este proyecto se remontan al taller literario “Aula de Creación”, un proyecto personal de Francisco González, que se inició en las aulas de la Universidad Autónoma de Madrid en el año 1996.

 

Después de dos años en dicha Universidad, Francisco González continuó con este proyecto en diversos centros privados, y fue dando forma esencialmente a un proyecto de investigación en torno a la creación literaria y a su enseñanza.

 

Más adelante, Nuria Fernández y Francisco González dirigen la escuela Arteduna, el         “intento de plasmar la unión que existe entre búsqueda interior y creatividad”, a través de diversas manifestaciones artísticas: la literatura, el teatro y la pintura, sobre todo. A eso se añade el trabajo corporal por medio del yoga, la meditación y el chi kung.

 

Fue al acabar este último proyecto, cuando se crea El Trapecio Volante – Escritura en Movimiento, que responde tanto a una necesidad vital como de transformación.

 

Es un taller pues para recoger en él lo esencial del trayecto personal, de experimentación e investigación, tanto de Nuria Fernández como de Francisco González, y también para poder dar acogida a ciertas transformaciones, de las que participan todos los talleres.

 

Presentación de "Los relatos más breves del mundo" por Francisco G. Castro

Contacto

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© www.eltrapeciovolante.com Francisco G. Castro y Nuria Fernández